1) Es obligación del gremio difundir en forma permenente, entre los compañeros afiliados, la necesidad imperiosa de contar en los distintos talleres con la presencia del “delegado de fábrica” y si el número de compañeros afiliados da para contar con más de un compañero delegado, mucho mejor ya que estaríamos en condiciones de formar una comisión interna dentro del establecimineto.-
Muchas veces en forma erronea el sector emprersario persigue esta modalidad de organización de sus trabajadores, en virtud de viejos prejuicios que no negamos en algunos casos puedieron llegar a justificarse. Pero que en el mundo moderno van siendo dejados de lado como rémora de un pasado, que nadie pretende hoy día reivindicar, so pena de quedar desplazado por los nuevos códigos sociales de convivencia y de distribución de la riqueza. Dando paso a la empresa moderna que si bien continúa buscando el beneficio y la eficiencia, no lo hace ya a costa del sacrificio inhumano del trabajador. Bueno es recordar que para llegar a este estadio ha sido necesario la pérdida de muchas vidas humanas tanto en el taller al pié de las máquinas, tras largas jornadas de labor; como así también en la calle cuando el reclamo social se instaló en ellas.

2) Deciamos del advenimiento de la moderna empresa, que no se ha producido por generación espontanea como estamos viendo, sino que ha sido el fruto del trabajo de agremiación de los compañeros primero en el taller y luego en los sindicatos o en otros tipos de organizaciones sociales y políticas, y que justamente la célula que dió vida a todas estas organizaciones, fue la aparición del delegado primero y la comisión interna después dentro de los establecimientos fabriles que dio impulso a la formación y advenimiento de la empresa moderna.-
Hoy día el cuerpo de delegados no es mirado como la punta de lanza que pretende desestabilizar la actividad empresaria y peor aún su desaparición como se pretendía allá por los primeros días de las organizaciones obreras. Es más hoy es fuente de consulta en el marco de la planificación del taller. Por que como es sabido los representantes obreros y los obreros mismos se hallan dispuestos siempre a elevar la capacidad productiva de la empresa pero siempre anteponiendo el cuidado y protección del compañero trabajador que debe rendir en sus tareas de lunes a sábado, sin comprometer por ello las horas de disfrute, esparcimiento o de educación en otras artes, que por derecho les pertenecen.-

3) Los delegados o el cuerpo de estos son quienes deben velar por el cumplimiento de los distintos convenios colectivos de trabajo, por las condiciones de trabajo, de la aplicación de distintas normas de higiene y seguridad, toda actividad del cuerpo de delegados para que resulte efectiva debe contar con el respaldo de todos los compañeros.-
La ley 23.551 garantiza la actividad gremial en la empresa, el compañero que se candidatea para ser electo delegado no puede ser despedido por causas vinculantes con la actividad gremial por un período de 6 meses. La misma garantía de estabilidad gremial corre para el delegado electo, en este caso para todo el período y en caso de no continuar la protección rige durante un año más.-
Es de suma importancia hacer saber que el compañero que se postula como delegado debe contar con una antigüedad no menor a un año y ser mayor de edad. La duración del mandato es de dos años y puede ser reelecto ad infinitun.-